carboxiterapia facial

La Carboxiterapia facial es un tratamiento de medicina estética que consiste en la aplicación en el rostro de microinyecciones de dióxido de carbono (CO2) por medio de un equipo especializado, obteniendo resultados visibles y en un corto plazo, oxigenando el tejido de la piel y mejorando el aspecto del rostro.

¿Cómo funciona la carboxiterapia facial?

Cuando se introduce dióxido de carbono, este produce una distensión del tejido subcutáneo, inmediatamente el organismo inicia la liberación de sustancias como la bradiquina, la histamina, la serotonina, la catecolamina y la histamina.

Estas sustancias que se activan con la Carboxiterapia facial activan los receptores beta-adrenérgicos, dichos receptores son los que se encargan de activar la descomposición de los lípidos de los tejidos adyacentes. Cuando el organismo detecta un desequilibrio en la oxigenación, aumenta el suministro local de oxígeno, dilatando los vasos sanguíneos e incrementando la oxigenación de la piel.

En conclusión, la Carboxiterapia facial aumenta la velocidad del flujo de la sangre, y abren los capilares que normalmente se encuentran cerrados, obteniendo como resultado la óptima oxigenación de la piel.

Efectos de la Carboxiterapia facial

La Carboxiterapia facial se aplica en el rostro para disminuir la flacidez en algunas zonas y disminuir la acumulación de grasa en el óvalo de la cara, ofreciendo además otros efectos interesantes como:

  • Aumenta el intercambio de gases y oxigenación de los tejidos, por el efecto de Bohr producido por el tratamiento.
  • Favorece la microcirculación local.
  • Destruye las células grasas por el efecto lipolitico.
  • Contribuye con la síntesis de fibra elástica y colágenas, mejorando tanto la elasticidad de la piel como su tono.

Generalmente se recomienda combinar el tratamiento de Carboxiterapia facial con sesiones de mesoterapia facial virtual o percutánea, para obtener mejores resultados. Pero además, en pacientes con cicatrices muy marcadas suelen combinarla con peeling o peeling facial, para reducir considerablemente dicha cicatriz.

La Carboxiterapia facial en la actualidad se combina con la radiofrecuencia facial como tratamientos no invasivos para mejorar el aspecto del rostro, dándole un efecto tensor y dejando la  piel lisa, disminuyendo las líneas de expresión.

Beneficios de la Carboxiterapia facial

El tratamiento con Carboxiterapia facial ofrece múltiples beneficios:

  • Reduce considerablemente la acumulación de grasa en algunas zonas del rostro.
  • Mejora el tejido de la piel, volviéndola más tersa, lisa y cualquier zona que se encuentre afectada se hace más delgada.
  • Favorece la circulación en los vasos sanguíneos más pequeños, cerrando úlceras en el rostro y eliminando el acné.
  • Unifica el tono de la piel, porque se eliminan muchas toxinas acumuladas que cambian el pigmento de la piel.
  • Disminuye las líneas de expresión, las ojeras y el fotoenvejecimiento del rostro.

Contraindicaciones de la Carboxiterapia facial

Este tratamiento suele aplicarse a personas que gozan de buena salud, está contraindicada en pacientes que tengan insuficiencia respiratoria, renal, cardiaca y hepática, que sufran de Cáncer, diabetes, epilepsia, asma activa e infecciones.

La Carboxiterapia facial tampoco puede ser aplicada en mujeres embarazadas, en periodo de lactancia o que tengan su periodo menstrual, las personas con resfriados que tengan fiebre, tos o dificultad para respirar tampoco pueden aplicarse el tratamiento, deben esperar que desaparezcan los síntomas.

Es importante que antes de someterse al tratamiento de Carboxiterapia, le notifique al especialista en medicina estética si sufre de alguna de las enfermedades mencionadas, evite poner en riesgo su salud.

Efectos secundarios de la Carboxiterapia

El dióxido de carbono utilizado en la Carboxiterapia es considerado un gas no embolico, no es tóxico aunque se utilice en dosis altas y no produce efectos secundarios o pone en riesgo tu salud. Muchos pacientes que se han aplicado el tratamiento de Carboxiterapia han sentido sensación de hormigueo caliente o frío en la zona donde se les aplicó.

Otras han manifestado sentir malestar o pesadez en la zona que dura alrededor de 15 minutos luego de aplicado el tratamiento, algunas veces la colocación de las inyecciones de dióxido de carbono provocan la aparición de hematomas pequeños o infecciones pero no severas, por la ruptura de pequeñas zonas en la piel.

Después de aplicado el tratamiento la persona puede retomar sus actividades habituales, ya que no se requiere estar en estado de inactividad.

Tiempo de duración de los resultados de la Carboxiterapia

El tiempo de duración de los resultados depende de distintos aspectos, en el caso de la reducción de cicatrices y estrías, los resultados son permanentes, a menos que se produzcan nuevas cicatrices una vez finalizado el tratamiento.

En cuanto a la flacidez, la celulitis y la reducción de los depósitos de grasa, dependerán estrictamente del paciente, ya que durante el tratamiento y una vez finalizado, deben mantener una rutina completa de ejercicios y complementarla con una alimentación saludable, en caso de llevar una mala alimentación y no realizar ejercicios, es posible que se pierdan los resultados obtenidos con el tratamiento.

Se necesitan de 16 a 20 sesiones de carboxiterapia, pero esto dependerá de la zona que se tratara y de los requerimientos de cada paciente; comenzarás a notar los resultados a partir de la quinta sesión de tratamiento y en la décima semana veras como mejora notablemente el aspecto de la piel en la zona tratada.

El tratamiento suele tener una duración de quince minutos por cada sesión y por área, se realizan una o dos veces por semana pero dependerá de lo que considere el especialista para cada caso.

Otros usos de la Carboxiterapia

Carboxiterapia para las ojeras

La Carboxiterapia ojeras es excelente para eliminar eficazmente las ojeras de aspecto muy oscuro, producidas por el incremento o alteración de la vascularización subyacente en esa zona, dándole un aspecto azulado, las ojeras de color amarronado se reducen con otros tipos de tratamiento.

La Carboxiterapia ofrece buenos resultados en esta zona ya que se aplica el dióxido de carbono para producir la vasodilatación y mejorar la circulación sanguínea en los tejidos del área de las ojeras. Hay que resaltar que después de cada sesión los párpados quedan inflamados por varias horas, como sucede cuando lloramos por mucho tiempo.

La Carboxiterapia en ojeras se aplica en sesiones semanales o quincenales y se realiza con la aguja más fina para no afectar la piel que rodea a los ojos, porque como sabemos es una parte muy delicada.

Carboxiterapia corporal

La Carboxiterapia corporal está indicada para atenuar o eliminar la flácidez, disminuir visiblemente la celulitis, deshacer acumulaciones de grasa en algunas partes del cuerpo, disminuir las cicatrices y las estrías, pero también para mejorar el edema en algunas zonas del cuerpo.

Es considerada una de las mejores terapias para reducir la acumulación de grasa en algunas zonas del cuerpo, sobre todo en zonas muy difíciles como la línea del sostén en las damas y en los hombres la zona de los pectorales. Las sesiones se aplican frecuentemente en dos o tres sesiones por semana.

La Carboxiterapia corporal también suele utilizarse como un tratamiento postoperatorio de la lipoescultura y otro tipo de cirugías estéticas.

Carboxiterapia y celulitis

La Carboxiterapia celulitis ofrece excelentes resultados en la mejora de esta afección, porque la inyección de dióxido de carbono reestablece la microcirculación, aumentando la velocidad del flujo sanguíneo, disminuyendo el volumen del tejido adiposo que produce la celulitis, mejorando el aspecto y la calidad de la piel y aliviando los síntomas de pesadez que produce la celulitis.